Dónde ubicar las lámparas de sal para aprovechar sus beneficios al máximo

Dónde ubicar las lámparas de sal para aprovechar sus beneficios al máximo

imagen tomada de bioguia.com

Desde hace cientos de años, las lámparas de sal del Himalaya han servido para algo más que iluminar un hogar. Se las usado también para canalizar malas energías, limpiar el aire y ayudar a que las personas se relajen. Pero, ¿cómo es esto posible con un simple bloque de sal?

Los sitios de donde se extrae esta sal se formaron hace 250 millones de años, cuando todos los continentes estaban unidos. Al avanzar el tiempo geológico, hubo algunos mares que se secaron, lo cual dejó los yacimientos visibles. Desde hace cuatro siglos, los europeos han usado estas lámparas por sus grandes beneficios.

Publicidad:

Atención al cliente 24 horas al día + 505- 7536-5800

Beneficios de usar lámparas de sal

Energía positiva

Los hogares suelen estar llenos de iones positivos, y hoy más que nunca, ya que vivimos rodeados de aparatos electrónicos. Las lámparas de sal del Himalaya, al ser encendidas, liberan iones negativos en la atmósfera, neutralizando el ambiente y mejorando la energía.

Purifican el aire

 
   

Como las lámparas de sal eliminan los iones positivos, el aire se limpia y permite que respires mejor. A pesar de que no tienen la capacidad de curar las enfermedades respiratorias, también funcionan como los aceites esenciales, que al estar en contacto con nosotros nos ayudan a relajarnos y respirar mejor.

Mejoran tu salud mental

El aire limpio es realmente importante para que tu cerebro trabaje de manera adecuada. Por el efecto de los iones negativos de las lámparas de sal del Himalaya, mejora el suministro de oxígeno al cerebro, lo que hace que trabaje más rápido y se libere del estrés que provoca todo lo que hay fuera de tu hogar.

¿Dónde colocarlas?

Las lámparas de sal no son baratas, por lo que necesitas ubicarlas en lugares estratégicos para aprovecharlas al máximo. El primero puede ser donde tengas más aparatos electrónicos, pues es donde hay una mayor carga de iones positivos. Tu recamara también es una opción, pues allí pasas muchas horas inactivo y el ambiente puede cargarse de energía dañina.

Finalmente, el invierno es un buen momento para tener lámparas extra, ya que durante los días de frío tendemos a mantener las ventanas cerradas por largos periodos de tiempo. Las lámparas de sal del Himalaya pueden ayudarnos a mantenernos calientes, relajados y con una buena energía.

Fuentes:  Natursan – Wikihow – Wikipedia

"
Lo mas Visto
"

Deja un Comentario

Ir a la barra de herramientas