Efectos de la nueva “luna de sangre” que ya se aproxima


Durante poco más de una hora, el cielo se pintará de rojo en una escena tan fascinante como estremecedora. La “luna de sangre” que ya se aproxima, y que puede afectarte de ciertas maneras, hará su aparición en los cielos de Estados Unidos el próximo 21 de enero de 2019. Esta vez, el fenómeno tendrá un “plus” que pocas veces ocurre.

5 efectos que la “luna de sangre” te puede provocar

El primer eclipse total de luna de 2019, también conocido como “luna de sangre”, será al mismo tiempo una “súper luna”, es decir que ocurrirá en el momento justo en que la luna se encuentre más cercana a la Tierra, por lo que se verá más grande de lo habitual.

Imagen; pixabay.

Esta nueva “luna de sangre” será visible prácticamente en todo el territorio norteamericano, en toda América del Sur y en algunas regiones de Europa y África. Comenzará aproximadamente a las 10:36 pm del 20 de enero y comenzará su fase total alrededor de los primeros 40 minutos del 21 de enero. El fenómeno terminará por completo alrededor de las 3:48 del mismo día.

3 dolorosos efectos de estar pegados al celular

El eclipse, que hace que el cielo se torne de color naranja y rojo, puede verse a simple vista y no requiere ningún equipo especial.

Sus efectos

De acuerdo con los astrólogos, las personas no pueden permanecer ajenas ante los fenómenos de este tipo que afectan la atmósfera y el comportamiento de especies animales y vegetales, así que la “luna de sangre” combinada con la “súper luna” puede tener efectos en nuestro comportamiento aunque no estemos lo suficientemente sensibilizados para percibirlos.

Entre algunos de ellos es probable que durante las horas previas y posteriores al fenómeno experimentemos lo siguiente:

Tus reacciones pueden ser más instintivas y viscerales, por lo que puedes sufrir súbitos cambios de humor. Es mejor no tomar decisiones importantes los días previos ni el día del eclipse total de luna.

Las relaciones de pareja pueden verse particularmente afectadas, pues el fenómeno tiende a reordenar las energías y a provocar estrés emocional que puede ocasionar enojo y celos.

Es un buen momento para reencontrarse con uno mismo a través de la reflexión o la meditación.

Puede provocar episodios de distracción que, en ciertas actividades, pueden resultar muy peligrosos. Hay que estar atentos durante los días previos y posteriores al fenómeno.

Un fenómeno de esta naturaleza es una oportunidad para dejar atrás lo que ya no funciona, lo que ya no está, y empezar de nuevo. Puede ser un buen comienzo.

Información: laopinion.com

Share Button

Deja un Comentario